> Blog y Noticias > Blog > Hablemos de Salud Mental
Hablemos de Salud Mental
                                                                  Imagen tomada de Pixabay.com

En nuestro mundo actual se habla mucho de Salud Mental, definida así por la OMS: “se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad”.

Pero ¿realmente nuestros estilos de vida y el entorno aportan a la misma? Es un tema de alta complejidad y podríamos decir que los seres humanos modernos han desarrollado una gran habilidad de resiliencia ante el entorno que cada día es más tóxico e inseguro por la carencia de valores y el deterioro de la familia, entre otros.

Según algunos medios de comunicación, teniendo en cuenta datos de la OMS, 4,7 % de los colombianos sufrían de depresión, un porcentaje más alto que el promedio mundial. En Febrero se publicaron resultados del Estudio Nacional de Salud Mental, donde explican que en Colombia el 40,1 % de la población que se encuentra entre los 18 y los 65 años ha sufrido o sufrirá alguna vez en la vida un trastorno mental, entre otras alarmantes estadísticas.

De acuerdo a estos estudios creo que la salud mental esta esquiva a nuestra realidad. Por esta razón, concentrémonos en cómo hacer de nuestra mente un jardín oxigenante y de bienestar. Podemos iniciar con cosas sencillas de practicar:

  1. Cuidar las horas de sueño: es importante dormir a diario entre 6 y 8 horas, aproximadamente, dependiendo de cada persona y siguiendo una rutina.
  2. Realizar ejercicio: la actividad física es relevante al menos 3 veces por semana ya que ayuda a segregar endorfinas y serotonina, hormonas relacionadas con la sensación de bienestar.
  3. Organizar el tiempo: es importante aprender a priorizar, teniendo en cuenta las capacidades y los recursos (materiales y de tiempo) que se tienen para cada tarea.
  4. Crear relaciones sociales sanas y energizantes: el contacto social se asocia con la oxiticina, un neuropéptido que proporciona sensación de bienestar. Por ello, es importante ser cuidadoso en escoger las amistades y mantenerlas, así como fomentar relaciones adecuadas en la familia.
  5. Conocer y controlar tus emociones: es importante identificar qué situaciones generan emociones negativas, no evitarlas sino gestionarlas.
  6. Compartir las preocupaciones:  es recomendable expresar las angustias y preocupaciones a alguien que pueda escuchar activamente, comprender, consolar y aportar al hallazgo de la solución en la medida de las posibilidades.
  7. Manejar el Estrés: identificar las causas, los síntomas y revisar el posible manejo que se debe dar a situaciones que se salgan de control. Probar otras formas de hacer las cosas, aceptar lo que no se puede cambiar, practicar ejercicios de relajación y respiración, fomentar la espiritualidad.
  8. Aprenda del error: analice y piense que puede mejorar, observe cada situación como un aprendizaje de vida. Esto le ayudará a generar estrategias para afrontar las dificultades.
  9. La felicidad depende de ti: es un estado mental, solo tu decides la manera como afrontas el día a día, se agradecido con lo que acontece, siempre hay personas a tu alrededor en peores circunstancias, visita un hospital o un cementerio para que encuentres un nuevo sentido a tu existencia.

Cada quien es autónomo y único en encontrar sus propios pilares de salud mental, no dejes de hacerlo,  limpia la basura de tu mente y abre el pensamiento al entusiasmo, el positivismo, a nuevas perspectivas y caminos que conducen a la paz, el sentido de la vida y la valoración de lo sencillo.
 

LUDDY MAIRETH CAICEDO ESTEBAN
PSICOLOGA APOYO AL DUELO